jueves, 23 de octubre de 2008

¿Quién decide qué?

Creo que muchos hemos quedado tan afectados con la Gala del martes pasado, que nos cuesta observar 'la vida en directo' (con sus pruebas e inter-relaciones), y abstenernos de comentar los errores, las decisiones y las idas y vueltas de este nuevo guión de Gran hermano 10.

Inclusive en este blog no nos ponemos de acuerdo. Pero eso está muy bien, son diferentes formas de ver y sentir el Programa, diferentes expectativas en cuanto al juego, y diferentes maneras de ver este reality, a los concursantes y a los espectadores.

Para mí (no para este blog), el límite entre lo que es correcto o no (independientemente que me guste), es el respeto por los concursantes, y obviamente por los telespectadores. Y ese es el punto en el cual me parece que este año Gran hermano, se está equivocando. Pero desde el principio.
No porque Gran hermano este año comience con la última parte del Casting, sino porque de entrada nos están diciendo que 'el Casting lo hacen los espectadores', y no es exactamente así.

El sistema en principio es el mismo, los concursantes (aspirantes) nominan a los compañeros que menos desean en la Casa, y los seguidores votamos.
Pero aquí viene el primer problema: ¿votamos para expulsar o para premiar? Eso nunca lo sabremos hasta el día martes, en el que, el que resulte más votado (¿ante notario?), sale a la calle, y el que menos votos reciba del público, lo premian con la Casa10 y pasa a ser Concursante oficial.

Es engorroso entenderlo a priori, pues este sistema no está siendo cristalino con los concursantes que nominan, ni tampoco con los espectadores que votan y se gastan el dinerillo.

Yo en este caso, por supuesto optaría por no votar, porque ¿para qué hacerlo? Si encima que gasto mis perras puedo estar apoyando sin querer a quien quiero que salga. Si por lo menos el que menos votos tenga, volviera a la Casa1, me parecería justo, pero es todo lo contrario, no se lo pone en igualdad con sus compañeros nominantes, se lo premia maravillosamente, pero ¿por qué méritos? ¿haber sino nominado por sus compañeros por ser menos querido, y haber sido votado para que saliera, por menos cantidad de gente que a otro?

Éste disparate se fue dando así, hasta llegar al extremo en que son nominadas 3 personas, y por lo que siguiendo el guión establecido, uno piensa: el más votado va a la calle, el menos votado pasa al paraíso, ¿y el del medio?, fácil, vuelve a la Casa1. Pues no, van y deciden desde la Dirección de GH, que las dos menos votadas pasen a la Casa guapa. La gente que votó, piraría en colores, pues con sus votos para mandar al plató a alguna de las damas, ¡premiaron a dos!
Es paradójico al extremo.

Pero creo que el momento en el que más desubicados nos hemos sentido la gran mayoría (por lo que leo y escucho por doquier) fue en la Gala del martes pasado. Sabíamos de antemano que entrarían dos 'intrusas' (que el Programa se encargó de promocionar una semana entera como gatos, mostrándonos unicamente sus culos y tetas). Si bien eso no nos caía muy bien, parecía parte del juego, aunque no sabíamos cómo iba a ser este ingreso. No nos caía bien porque no entendíamos cómo había salido gente que había currado, pasado hambre y sueño durante un mes, y de repente, por gracia divina, entran estas dos chicas (y de nuevo, ¿por qué méritos? no voy a pensar que por sus curvas, ¿no?).

Intento ordenarme, aunque me cuesta mucho, casi tanto como esa misma noche nos sucedía con Vero, para poder retransmitir la Gala en el blog.
Luego de la expulsión de Li y premiación de Gisela, comienza una entretenida sucesión de sorpresas (que no siempre tienen que ser buenas), que nos empezaba a dejar como mal parados, como no sabiendo para dónde agarrar.

Mercedes Milá nos anuncia a nosotros y a los tres habitantes que quedaban en la Casa1, que se someterán a votaciones, para ver quién pasa a la Casa10. Ahí mismo comenzamos a sentir el vértigo de pensar que entonces, los dos menos votados se irían al plató casi con Li. (A todo ésto, resultaba ridículo que después del pacto de una semana atrás, donde quedaban todos nominados, hicieran decidirse a los concursantes de la otra casa, por dos compañeros que se enfrentarían a los votos del público)

Todo era incertidumbre, pero no se mascaba la tragedia aún, hasta que Merche anuncia que quien ha sido más votado para pasar a la Casa 10, ha sido Palomares. Felicidad a medias, dado que inmediatamente informa que Javier deberá someterse al azar del Juego de las tres puertas, a la suerte de que elijan la puerta en la que él esté escondido.

¡Pero es que son tres puertas!, en una Palomares, y en las otras dos, ¡¡las intrusas!! Madre mía, un 33% de posibilidades para alguien que ha estado un mes compartiendo, trabajando y sufriendo con sus compañeros.

¿La gente votó para darle una opción de tres?
Eso nadie lo entendió así, todos entendimos que se votaba para que fuera directo a la Casa10. Comenzábamos a sentirnos muy engañados, con la salvedad de que la suerte estuvo de nuestro lado (el nuestro y el de Javier), y entonces el azar quiso que Loli abriera su puerta.
Vale, Palomares se había salvado de esa locura, ¿pero qué pasaría con Julito y Mirentxu, que no habían salido nominados por sus compañeros, ni votados para salir de la casa por la audiencia?

Todavía faltaba otra vuelta de tuerca del guión, y una de las chicas nuevas entraría, también por azar, en la Casa10. La indignación era increscente, pues ¿cómo iba a tener más derecho una intrusa que la veterana y el canario? En un nuevo movimiento nada sutil del Programa, y luego de tener a los concursantes (aspirantes) más de una hora encerrados en una furgoneta (como no sabiendo qué hacer con ellos), los devuelven a la Casa1 junto a la guapa mulata. En ese momento nos informan a todos, que los tres participantes, vivirán en una Casa alternativa, sin nominaciones ni expulsiones, casi hasta la final, pero viviendo como pobres.

Y aquí ese sentimiento de justicia es donde nuevamente se vé atacado. ¿Cómo es que la muchacha nueva entra a GH10 y llegará casi hasta la final, sin haber tenido que pelear nada? ¿Cómo los menos nominados de la Casa1, terminan viviendo casi solos y castigados, sin poder disfrutar de los lujos y bondades que sí viven los más nominados?

Me ha costado días comprender por qué me siento molesta con la forma de llevar el Programa. Me ha costado un buen rato encontrar las palabras correctas como para poder explicarme de alguna forma.

Pero lo peor, es que creo que en el fondo, no puedo llegar a transmitir en su totalidad lo que pienso. Porque es complejo, tanto, como el guión que están llevando a cabo en Gran hermano 10, seguramente para sorprendernos, y para continuar diciendo que 'Gran hermano es impredecible'.

Salvo que esta vez, yo no me creo eso de que 'la audiencia es la que decide'.
De este lado, no decide nadie.


(Perdón por el tronchón, me fue imposible abreviar. Sé que muchos no estaréis de acuerdo conmigo, y lo respeto, pero necesitaba decir lo que pensaba. Gracias)

4 comentarios:

Guinda de Plata dijo...

¡¡Magnífica entrada, María, felicidades!!

Disculpadme porque os prometí mi resumen y por diversas circunstancias importantes me ha sido imposible. Mañana intento hacerlo, aunque me da rabia que sea tantos días después de la gala, ya que creo que le quita frescura.

Os mando un beso a las tres y mañana intento escribiros con más calma.

Besazos,

B.

María dijo...

Gracias reina!! :-) Sé que es una entrada difícil de entrarle, jejeee, por laaaaaarga. Pero tenía que expresarme, me tenía atragantada.

Esperamos siempre con mucha gana tus resúmenes e impresiones, nos encanta leerte guapaaaaa!!! (pero no te estreses, cuando puedas!)

Besos de sábado!!!

Oihana dijo...

Jooo maria...
que buen post que te ha salido... yo NO podria haberme explicado mejor txurri... me siento IGUAL que tu.. tanto lo noto que casi ni me afecta no enterarme de lo que pase en el programa y otros años me tiraria de los pelos!! ;o)
que razon tienes en lo que escribes... jooo se les ha ido de las manos totalmente este año...
espero que se den cuentaaaa

LaRubix

María dijo...

Gracias LaRubix, me costó mucho trasladar a palabras el mamotreto que sentía dentro, jajaaa!!

No sé porqué, me parece que no les interesan tanto las equivocaciones que cometan, siempre que la audiencia se mantenga, una lástima!!

Besos, que empieza la Galaaaaa!!!