viernes, 31 de octubre de 2008

Nani y Orlando (masajes de pies)

En los sms y en algunos comentarios de los blogs que tratan sobre Gran hermano, se viene comentando hace unas horas, sobre el flirteo que me llevan Orlando y Nani. Tanto es así, que ayer estaban en la cocina Carlos H. y Carlitos, y uno al otro le pregunta "¿crees que ha habido beso?", a lo que el otro le responde que piensa que sí, y bueno, unas bromitas más del tipo "con el tiempo que llevamos aquí...", "que al no tener comida, no se despierta el muchacho...".

Entrada la nochecita, estaban Nani y Orlando sentados en el salón, preparando el disfraz peludo de él, y ¡hay que ver cómo es esta Nani!, las miradas y sonrisas de conquista total, tiene atrapado al feriante. Ella lo seduce permanentemente con risitas y miradas penetrantes, él aguanta como puede y corresponde, pero más tímidamente.


Llegó un punto en el que ella le pide que le haga masajes en los pies, y no sé yo, pero creo que la temperatura de los chicos, debe haber subido un poco. En el jugueteo, él "le laía los piés": "dicen que eres muy antipatica, que le cáes mal a todos en la casa, que eres muy fea", a lo que ella le responde con su sonrisa pintada: "entonces, es todo al revés", y pregunta "¿no dicen nada más?", a lo que el valenciano, al fin con algo de picardía, le dice "es que no se puede contar".

(Todo esto sucedía con la mirada de lejos de Almu, que estaba en la mesa, haciendo sus labores.)

A mí me parece bien esta historieta de cortejo, pero la verdad, tanta coquetería y seguridad, por parte de Nani, me pone un poco nerviosa. La veo como que muy exagerada en su querer gustar. No sé, y no creo que le importe al chicote, jajjaaa, a él se lo vé ¡muy a gusto!

3 comentarios:

Guinda de Plata dijo...

A mí también me parece un poco sobraílla, ¿no? No es que me caiga mal... tampoco bien del todo (quizá porque ha sido la última en entrar junto con Liz, sin merecérselo, no lo sé). Pero este sobramiento de "soylamámejón"... uf...

María dijo...

A mí me parece bien que coquetee, pero que haga algo más también, no sé, me parece que mintió nada cuando dijo que con una sonrisa, conseguía lo que quería. Se lo tiene muy creído!!

Verónica dijo...

Pues oye, yo ya quisiera saber jugar a la coquetería como lo hace esta chica, eh? NECESITO UNAS CLASES URGENTES! jajaajajajajaja