miércoles, 22 de octubre de 2008

Comienza Gran Hermano 10


Nos tenían en ascuas. No sabíamos qué podía pasar en la gala 6 de este Gran Hermano cuanto menos original. Sabíamos que Li y Gisela estaban nominadas, y que una pasaría a la casa 10 y otra, se iría a la calle. Pero poco más. No sabíamos que iba a pasar con el resto de habitantes de Mugre Ville (que todo hay que decirlo, después de pintarla ha quedado bastante aceptable), no sabíamos quién o quienes ocuparían las dos camas restantes, no sabíamos si iban a nominar, y en ese caso, que casa lo haría... como decía ayer MM (impresionante hasta cuando se cayó) "no tienen ni idea de nada". Pero vayamos por partes.

Tras unos cuantos vídeos (la mayoría del matrimonio y sus peleas, que ciertamente, a veces parecen críos de 15 años; y la super bronca de Iván), las dos nominadas se encaminan a la sala de expulsión. Y sale Li. Como ya dije anteriormente, creo que ninguna de las dos se merecía ir a la otra casa, porque ambas son concursantes que dan poco juego, pero hubiera preferido a Li en la otra casa, porque me cae mejor que Gisela y sobre todo, por bajar un poco el pavo a ese Iván que ayer estuvo sombradito también. Haré un pequeño inciso para hablar de este personajillo que cada día que pasa, me cae peor, por lo tanto, esto que diga va a ser de todo menos objetivo. No voy a hablar de las perlitas que soltó por esa boquita de piñón que tiene el día de la borrachera, porque con unas copas de más se dicen muchas tonterías, aunque faltó el respeto a todo el que se le puso por delante. No voy a hablar de esa constante que es que necesita que todo el mundo le admire y haga lo que él dice, porque si no, la lia. Simplemente, ayer me pareció un detalleo muy feo, feísimo, que cuando Loli iba a abrir una de las puertas y alguien insinuó que a lo mejor tenía que elegir entre los tres concursantes restantes, algo que decía Loli "ay, espero que no, no podría hacerlo", Iván le dijo "Y si fuese así, ya sabes perfectamente lo que tienes que hacer". Supongo que los tiros iban por Mirentxu, a la que Iván no puede ni ver, pero me pareció un comentario tan manipulador, que entre eso y el look que llevaba anoche, que parecía que le había lamido una vaca (no tienen espejos en Luxury Ville?), declaro a Iván como persona non grata para mí misma.

Sigamos. Después de que la semana pasada Iván se le adelantara a Carlos H. en el recibimiento de Loli y Almudena, Carlos H. salió al reencuentro de Gisela (un poco forzado y yo diría que para obtener una aliada), mientras la canaria no paraba de llorar. Qué contentos estaban todos diciendo "te nominamos para que entraras". Pues entró por los pelos, listos, os podría haber salido mal la jugada. Y enseguida, conocemos a las "intruders". Liz, de 24 años, viene de la República Dominicana aunque reside en Guipuzcoa, tiene un hijo de tres años y es modelo internacional. Como bien apuntaba María en nuestro chat, el año pasado consiguió el premio "rostro televisivo del verano" gracias a telecinco.es y al Tomate, y una de las razones por las que entra en Gran Hermano es para acceder a la tele española. Vamos, otra pseudo-famosilla. La otra intrusa es Estefanía, aunque prefiere que la llamen Nany. Tiene 22 años, es de Madrid y quiere que Gran Hermano "encarrile su vida". Que queréis que os diga, a mí esta chica me pareció la típica mimada que no tiene intención de dar palo al agua. Al tiempo.

Mientras tanto, en la otra casa, MM les comunica a los restantes que no son concursantes, sólo "aspirantes" y que el público ha de decidir quién tiene la posibilidad de ir a la otra casa. Y como era de esperar, Palomares es el elegido. Mirentxu (muy contenta por Palomares) y Julito (no tan contento, su cara abrazando a Palomares era un auténtico poema) cogen sus maletas y abandonan la casa. Palomares coge la suya y se va a la sala de las tres puertas. En ese momento, las luces de la casa 1 se apagan. Pero sólo por el momento...

En la casa 10, Loli responde al teléfono rojo y ha de ir a la sala. De ella es la responsabilidad de la entrada de un nuevo concursante. Ante las tres puertas, donde previamente se habían ocultado Palomares, Nany y Liz, Loli abre la morada. Y aparece Palomares!!! todo es alegría en la casa 10, pero aún queda una cama libre... Carlos H. se encarga ahora de responder. Es su turno, aunque sabe que si elige la puerta que está vacía, se irá a la otra casa. No le importa (él es él y sus circunstancias. No me extraña que no trague a Iván, son iguales los dos). Detrás de la puerta que abre se esconde Nany. Otra a la que echarle el anzuelo. La casa 10 está completa, pero no el casting...

Antes de que a los seguidores de Gran Hermano nos dé un patatus, Mirentxu y Julito vuelven a su casa!! Es que esto no podía acabar así. MM les propone un juego que les puede llevar casi a la final sin nominaciones. Julito pregunta que si sólo ellos dos: no, aún queda una concursante por entrar: Liz. Ahora el casting sí que está completo. Mientras tanto, Li llega a plató sin perder la sonrisa y se encuentra con su novio Omar.

Mercedes nos lo dice, ahora comienza el verdadero Gran Hermano 10. Con dos casas. Con dos juegos. Con nominaciones. Con MM vestida de Castilla y León. Con emoción. Con gala de Halloween la semana que viene. Comienza el espectáculo.

2 comentarios:

MAría dijo...

Sigo sin reponerme, entre el sueño y el cabreo, no atino a razonar para elucubrar sobre lo que el Programa quiere.

Para mí fue vergonzoso, primero, que hicieran votar a la gente para ver quién se iba a la Casa10 (directo), y luego vemos que era a suertes!!

Luego, tener a Mirentxu y a Julito encerrados más de 1 hora en una furgoneta, porque ellos no sabían (es mi idea), cómo resolver el tema. Para mí sí tantearon a ver qué pensaba la audiencia, y al darse cuenta del desastre, los metieron otra vez.

No sé, todavía me cuesta pensar...

Anónimo dijo...

Maria totally de acuerdo contigo.... cada vez me desanimo mas de ver este programa... creo que no saben que hacer intentan que sea imnovador y lo que consiguen es fastidiarlo mas...

LaRubix