martes, 2 de diciembre de 2008

Noche de expulsiones (o Nani expulsada)

Hoy tenemos nueva Gala, y podríamos afirmar, que será la noche de expulsión de Estefanía (tanto es así que lo he puesto en el título, como experimento técnico con Google).

Para ir hilando un poco la trama (misión imposible este año), digamos que ya sabemos que esta noche tendrán la visita de sus familiares y amigos, lo que no significa mucho para nosotros, pero seguramente para ellos sí, pues además de tener algún tipo de contacto (seguramente visual), siempre tendrán la posibilidad de poder entreleer en las miradas de sus queridos y adivinar cómo está marchando la cosa desde afuera.

No sabemos todavía el significado de las palabras de Mercedes: "seréis uno menos y uno más". Algunos creen que entrará uno de los primeros expulsados de la Casa1, otros, que le traerán la hijita a Liz (relacionándolo con la salida de la casa de Liz ayer), y también han manejado, lo aparentemente más cuerdo, que les regalarán una mascota (Mirentxu escuchó un perrito el otro día).

También será noche de Nominaciones, donde parece que se utilizará la Sala de las 3 puertas (o para la sorpresa, o para nominar). Y hoy especialmente, me parece una buena posibilidad de tomarle la temperatura a una Casa, que quedará más coja de brujas. A partir de la expulsión de hoy, el marqués (como le llama Mirentxu) puede comenzar a sentir la insegura tranquilidad de no ser el menos querido por la mayoría, porque con certeza, las piezas se moverán (¿para dónde Gisela?, y con miedo me planteo, ¿Orlando?).

Anoche era la última noche de uno de los 3 nominados, y claro, como tenemos tanta confianza en la salida de Nani, intenté observarla en esos momentos.

Puede ser que ellos no sean capaces de imaginar esta partida, pero la posibilidad es gorda y real. Así es que me dió relativa pena el ver a una Nani con sonrisa nerviosa, buscar y rebuscar en Orlando, alguna complicidad, algún mimo extra, algún gesto que delate su preocupación por su partida. Y no encontró nada.

Él estuvo un buen rato relajado, jugando a las damas con Iván (vale, también se puede ir su amigo), y luego sí se unió a Nani en el salón, con Gisela (que no se iba nunca) y Palomares y Carlitos que pululaban por esos metros.

Y con todo este escenario, me pasó lo que comentaba más arriba, me dió una gran e insensata pena por la madrileña (vale, me diréis algunos, que se lo merece). Es que si intento ponerme en su lugar, me dolería tremendamente que esa persona con la que me acuesto y me tiene loquita, me está por perder en unas horas, y no parece afectado, es más, parece aliviado.

Al menos yo lo viví así, pero todo puede ser y no me hagáis mucho caso, que a veces me vuelvo tierna, sin proponérmelo ;-)!
Bueno, nada más por ahora. Por favor, contadnos lo que pensáis de la Gala de hoy y de sus nominados, sobre las quinielas posibles y lo que queráis.

¡¡Os esperamos para compartir la GALA en DIRECTO!!

Pd.: Nada que ver, pero si no lo digo me va a brotar el sarampión: Las conversaciones de la canaria son absolutamente vacías y ridículas, dignas de un post aparte, pero 'me dá perecita'. Anoche fue especialmente insufrible: entre la obsesión con la nocilla y si las zanahorias engordan, la estudiosa Gisela preguntó que dónde quedaba Argentina, que si "por allá por América". Ante la risa de Orlando, respondió con tranquilidad "que no lo sabe" porque ella "no ha viajado". Lo juro, no miento, deben haber vídeos por ahí.

3 comentarios:

Ainere dijo...

Holitaaaaaaaaaaa, por desgracia sigo malita, pero con fuerzas de ver la gala de esta noche, lo que me ha gustado de tu post ha sido el P.D. y como no tenía perezita decidí escribirles un comentarios, para que no se olviden de mi, que yo las leo cada día, pero casi muerta por el gripazo, ayer me acosté a las 9 pero hoy haré el gran ezfuerzo de ver GH, un beso grande para todaaaaaas y para todooos. MUAAAAK.

María dijo...

Ainereeeee, te extrañamossssss!!!

Un saludito y un besito a mi amiguita queridita, jajajaaaa!!!

Aidorito dijo...

A mí no me da ninguna pena. Todo lo contrario disfrutto con sus malos momentos. Ella no tiene ni un poquito de piedad y por lo menos por una vez vemos cómo los malos sufren su desprecio en los demás. Orlando habría estado más a gusto con ella si no se hubiera metido en el bando de los que quieren fastidiar a su colega. Vaya novia más controladora. A fastidiarse.

Era también Nani la que decía que Orlando sólo quería a Iván para divertirse, que para conversaciones profundas no servía. Habló. Anda que su amiguitita Gisela, más tonta y ya no nace.