miércoles, 17 de diciembre de 2008

Los nominados de esta semana

Bien. Ya tenemos todos los nominados desvelaos. Y la cosa ha quedado así:
- Nueve Puntos para Mirentxu.
- Ocho puntos para Julito.
- Y otros ocho puntos para Almudena.

Todo ello suponiendo que he contado bien, porque yo soy de ciencias impuras (las sociales) y el profe de Matemáticas me tenía manía. El de E.G.B. me ponía con el grupo de los tontos.
Lo más remarcable es que la jugada de Liz le ha salido redonda, redonda. De ser una de las nominables desde casi el principio hoy ha conseguido que sólo una persona la nomine. Que sorprendentemente (o no) ha sido la falsilla abuela de la casa. Que debe ser que no le perdona el que se atreviera a retarla con la comida (a pesar de que la modelo se retiró muy pronto) y sobretodo el que le llevara la contraria con lo de las juergas nocturnas. Yo tengo claro que a esta mujer Liz jamás le ha gustado y sobretodo que no perdona las insubordinaciones. La otra cosa en la que se salió con la suya es en la razón por la que nominó a Julito: “Quiero que se suba a la palestra”. Dicho y hecho. Vaya, esta con un descuido hasta gana el concurso. Que ya ha dicho ella muchas veces que España nunca deja que los extranjeros ganen. ¿Será ella la primera?

¡¡¡ Quiero que se vaya Mirentxu!!! No la aguanto.

Y termino por decir que el vestido rojo incierto satinado de Gisela es precioso. Me encanta, me encanta. El de las demás, todos muy feos, como siempre, pero especialmente el de Nani. Joé con los encajes. Y la falda parecía de esas que le ponían a Shirley Temple. Esta chica no tiene término medio o está envidiablemente vestido y es para no dejarla entrar ni al WC. Y lo de Eva… Ese gris futurista en plan “yo-sé-lo-que-va-a-pasar” era muy feo. Y me recordaba al pasado. Al traje ese de mayas que se ponían los caballeros en la Edad Media para que la espada del enemigo no les atraviese la piel. Ella lo sabe. Y sabe que yo lo sé. Por eso se quería llevar la maleta de Nani porque sabe que tiene “cositas”. Como ella misma dijo. Pero no coló. Nani dijo nanai. Jojojo. ¡Qué chispa tengo!